El Banco Central (BC) señaló que tomaría en cuenta la fuerte depreciación del peso en su próxima reunión.

En una nota enviada a Bloomberg News, el BC señaló que el panorama internacional es complejo y la incertidumbre alta, acotando que los mercados financieros globales han reaccionado a factores que incluyen una política monetaria restrictiva y tensiones geopolíticas en el Medio Oriente, factores que han provocado que el dólar se fortalezca y que las condiciones financieras se vuelvan más restrictivas. Además, indicó que considerará el fuerte avance del dólar en la decisión de su próxima reunión de política monetaria del 25 y 26 de octubre, acotando que se hace una revisión constante de las implicancias de estos elementos en las proyecciones de inflación y su convergencia hacia el objetivo. A nuestro juicio, los comentarios del BC refuerzan la visión de una postura más cautelosa en el proceso de baja de tasas.

S&P reconoce el deterioro en la percepción de riesgo.

La agencia S&P anunció a fines de la semana que revisó las perspectivas para la calificación de largo plazo de Chile desde estable a negativa, mientras afirmó su rating soberano en moneda extranjera y local. S&P señaló que las perspectivas negativas reflejan la virtual parálisis en la agenda política y económica que con tiempo afectará su capacidad de crecimiento y potencialmente debilitará su calidad crediticia. Además, indicó que un crecimiento estructuralmente más débil seguirá presionando los perfiles fiscal y externo de la economía. Hacia delante, S&P señaló que podría recortar la nota crediticia de Chile dentro de los próximos 24 meses si luego de la finalización del proceso constituyente persiste un estancamiento político que impida un acuerdo para fortalecer las perspectivas económicas y recuperar los colchones fiscales y externos. En tanto, notó que una rebaja podría resultar también de un deterioro fiscal respecto al escenario base debido a un crecimiento débil o una política fiscal expansiva que conduzca rápidamente a un mayor nivel de endeudamiento.

En actividad, se prolonga el debilitamiento del comercio.

De acuerdo con la información del termómetro semanal de ventas del retail publicado por la Cámara Nacional de Comercio (CNC), durante septiembre la actividad del comercio registró una contracción real anual de 9,6%, caída que se profundiza a un 16,2% si no se consideran las ventas de supermercados. A su vez, esta última cifra fue el resultado de una contracción promedio de 14,4% real en tiendas especializadas y una caída real anual de 17,3% en las no especializadas. Por su parte, las ventas de supermercados se contrajeron un 2,2%. Las cifras comentadas confirman la prolongación del ajuste del consumo privado, en un contexto de un mercado laboral más débil, condiciones crediticias restrictivas, confianza deprimida y alta incertidumbre.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *