El indicador de ventas del comercio minorista registro en el mes de octubre una expansión anual de 7,6%, cifra que superó las expectativas del mercado y dio cuenta de su mejor resultado en cinco meses. Sin embargo, dicho resultado fue en buena medida consecuencia de una base de comparación más baja, por cuanto en similar período del 2022 las ventas cayeron un 0,5%. Además, las cifras capturaron el período de vacaciones de la denominada “Semana Dorada”. En todo caso, en términos secuenciales, las ventas mantienen un comportamiento débil. De hecho, la variación mensual fue nula por segundo mes consecutivo. Por su parte, la actividad industrial registró un crecimiento anual de 4,6%, dos décimas por sobre lo anticipado y mejor al desempeño de los meses previos, mientras en términos secuenciales el sector creció un 0,4%. Dicho resultado estuvo impulsado por el mayor dinamismo en minería y en la actividad manufacturera.

Ventas del Comercio Minorista

(Variación anual)

En contraste, la inversión total ha continuado debilitándose. De este modo, en los primeros 10 meses del año la inversión se expandió a un ritmo anual de sólo un 2,9%, confirmando la desaceleración que ocurrió a lo largo del año. A nivel sectorial, la mayor contribución positiva provino de la inversión en el sector utilities (25,0% a/a) y manufacturas (6,2% a/a), mientras que la inversión en el sector inmobiliario experimentó un nuevo desplome (9,3% a/a). Esto último, confirmando la prolongación de la crisis del sector. Además, los precios y la venta de viviendas acentuaron su caída. Ello da cuenta del hecho que las medidas de estímulo que se han implementado desde agosto han aportado poco para moderar la crisis del sector.

Inversión Total

(Crecimiento acumulado año)

En este contexto, las autoridades anunciaron nuevas medidas de apoyo. En este sentido, el Banco Central (PBoC) incrementó el fondo ofrecido a través de su línea de financiamiento de mediano plazo a US$200 billones, mientras se anunció una línea de crédito a tasa baja por US$138 billones para programas específicos de desarrollo en el sector inmobiliario. Respecto a ello, estimamos que es muy improbable que dichas medidas tengan un efecto significativo y persistente.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *